El enigma de Elvis Presley - Primera parte

A pesar de haber transcurrido hasta ahora casi treinta y cuatros años, el misterio y el enigma siguen envolviendo la desaparición de Elvis Presley, el cantante más famoso del mundo, cuya muerte física,  si es que realmente ocurrió en 1977, sigue rodeada no sólo de misterio sino de mucha sospecha  de haberla fingido o simulado. Elvis nació en Tupelo,  Mississipi, Estados Unidos, el 8 de enero de 1935,  en un parto de mellizos de la unión de Vernon Presley y Gladys Love, en el que su hermano, Jesse Garon, murió al nacer. Una diferente versión señala que siendo tan pobres sus padres, materialmente no podían criar a dos niños, por lo que dieron uno en adopción a cambio de dinero, algo normal en ese tiempo de gran depresión económica en los Estados Unidos. En ciertas ocasiones, Gladys Love mencionaba a Jesse como si estuviera vivo, haciendo comentarios acerca de cómo le habría ido en su vida.
Los Presley vivían en un refugio de madera asignado temporalmente por el estado,  en un ambiente pobreza y privaciones,  ya que el sueldo que devengaba su madre como enfermera del hospital, así como los pocos ingresos de los trabajos eventuales de su padre, eran insuficientes para mantenerse holgadamente, por lo que en el año 1948 deciden mudarse a Memphis, Tennessee, en busca de poder lograr una mejor vida, y tuvieron razón, porque años después Elvis iniciaría una exitosa y brillante carrera artística que lo convertiría en una figura no sólo muy popular con altos ingresos económicos, lo cual les cambió totalmente la vida, comenzando entonces a disfrutar de placeres y comodidades. 
En 1957, comenzando a ser un cantante popular y famoso, es llamado a cumplir el servicio militar y se alista en el ejército para posteriormente ser enviado a Alemania, a la base militar de Bad Nauheim,  que mantenía Estados Unidos en ese país europeo. En 1958, estando cumpliendo el servicio militar, recibe la triste noticia de la muerte de su querida madre, lo que le produce una profunda pena y le afecta espiritualmente ya que Elvis amaba entrañablemente a aquella mujer que le había prodigado de amor y cariño, máxime cuando él era su único hijo, a quien amó, cuidó y protegió hasta el extremo de sobre protegerlo. Ante la muerte de su progenitora, el ejército le concede un permiso especial a fin de que asista al funeral de su madre. Posteriormente regresa a seguir cumpliendo el servicio militar hasta llegar el día de haber cumplido con su patria. Vale decir que gracias a sus discos y anteriores exitosas presentaciones, la popularidad de Elvis Presley se mantenía, por lo que el público clamaba por su retorno a los escenarios. 
Fuertemente impactado por la muerte de su madre, regresa del servicio militar a los Estados Unidos, completamente cambiado. Según sus amigos de la época, “el que vuelve no es Elvis sino Jesse Garon, su hermano gemelo, ya que Elvis habría muerto en un accidente y el gobierno no quiso verse envuelto en un escándalo,  por lo que ordenó a  la CIA rastrear el pasado de la familia Presley, el que incluía, por supuesto, al gemelo dado en adopción, a quien  localizan y contactan para que se hiciera pasar por Elvis, y luego contratan los mejores profesores de canto y baile de aquel tiempo, quienes perfeccionan el don artístico de Jesse”. De esta supuesta forma, un Elvis distinto entona canciones que se tornan más melódicas y dedica más el tiempo a la actuación en el cine. “Entonces, la gente del gobierno intenta que aquella solución temporal se transforme en algo permanente, pero las ideas de su hermano gemelo no eran iguales a las de Elvis". Jesse se cansa y amenaza con descubrir la trama, por lo que la CIA vuelve a realizar otra de las suyas para hacer ver que el rey había muerto, pero esta vez, definitivamente, pero antes de suceder eso, Elvis se casa en 1967 con Priscilla Ann Beauleiu Wagner, a quien conoció cuando ambos cumplían el servicio militar en Alemania. Al año y medio procrean una única hija,  Lisa Marie.  
En los años 70 Elvis se transforma de ídolo a una leyenda que tenía el mundo a sus pies y en donde los excesos deterioran progresivamente su salud por lo que es ingresado varias veces al hospital, debido al abuso en la ingesta de alcohol, barbitúricos y golosinas de todo tipo. En ese tiempo Presley se hunde en el tenebroso mundo de la drogadicción y el frenesí de la insaciable búsqueda de amor en numerosas  mujeres que le asediaban y se acostaban con él, con pasmosa facilidad.  Cansada de tantas infidelidades y del abandonado,  en 1973 Priscilla presenta una demanda de divorcio contra Elvis, cuya causal principal era la notoria infidelidad y abandono de su marido, razón por la cual gana la tutela de su hija y abandona el hogar con el permiso de un tribunal, llevándose a su hija con ella. 
La decidida acción de su mujer no sólo le sorprende sino que le hiere en lo más profundo de su ego de artista súper consagrado, querido deseado y admirado por millones de mujeres en todo el mundo ¿y entonces cómo era posible que ella lo hubiese abandonado, precisamente a él que era un símbolo sexual?. Tal afrenta le hace caer en una profunda depresión y confusión de la que no se recobraría jamás. Quizás para olvidar se hunde aún más en la droga y el alcohol y en la excesiva ingesta de dulces, descuidando su salud y dejándose engordar insensatamente, por lo que llega a pesar más de 120 kilogramos, convirtiéndose así en un hombre obeso, a quien parecía no importarle ya nada.  
Un año después sufre de problemas respiratorios debido al abuso de alcohol y sedantes. Sumergido en las drogas y cansado de las numerosas giras artísticas a las que prácticamente era sometido por su representante, su estado mental se deteriora, al extremo de que en plena actuación se le olvidaban las letras de sus otrora exitosas canciones. Verlo en esa penosa situación era ver como a su propia sombra que balbuceaba las melodías que lo había llevado a la más alta cumbre del éxito y de la gloria artística. Puede decirse que la autodestrucción lo llevó a la muerte en Agosto de 1977, cuando el día 16 apareció muerto, tirado en el suelo del baño de su habitación. Según su médico personal de muchos años, George Nichopoulos, “Elvis estaba casi ciego. Tenía el estómago destrozado. Sus músculos no respondían sino con sedantes; tenía artritis, sufría de ataques de gota, tenía el hígado saturado de grasa, sufría de una dilatación cardiaca y de un estreñimiento crónico severo genético”. Su muerte ocurrió en extrañas circunstancias y el enigma que hasta ahora le acompaña comienza en su propia tumba, donde su nombre aparece mal escrito (Aaron en vez de Aron), error que su padre no hubiese permitido, pues cuando sucedió igual en su partida de nacimiento, Vernon Presley no se cansó de reclamar hasta que dicho error fue corregido. Luego, Elvis era sumamente supersticioso. ¿Sería por eso que no escribieron su nombre correcto en una tumba que no pensaba ocupar? 
Según afirman también  sus más allegados, Elvis pensaba retirarse a vivir de incógnito y delante de ellos dijo más de una vez: “¡Estoy cansado de ser Elvis Presley!”. Al respecto, llama la atención que en su biblioteca había un libro con una frase subrayada por el mismo, la cual decía: “Si tuviera que regresar, no me reconocerían”. Su ataúd, especialmente mandado a hacer, pesaba más de 400 kilogramos, motivo por el cual los cargadores apenas podían trasladarlo. “Pese al intenso calor reinante ese día, la urna estaba sumamente fría, como si tuviera un dispositivo de refrigeración”. ¿Pero para qué necesitaba refrigeración un cadáver que había sido embalsamado?, Alanna Nash, quien logró medio acercarse al ataúd, expresó: “Fue algo muy extraño. Parecía más bien un muñeco de cera”. Algo parecido afirmó LaCosta Tucker, amiga de Presley: “El que estaba en el ataúd era completamente diferente al Elvis que yo conocí. Más bien parecía un muñeco”, ¿Sería esa la causa para que su padre y su representante prohibieran tajantemente el uso de cámaras de cualquier tipo?, es decir, nadie podía tomar fotografías ni realizar ningún tipo de grabación o filmación. No obstante la prohibición del uso de cámaras, un primo de Elvis, Bobby Mann, logró introducir una pequeña cámara escondida en uno de sus bolsillos y pudo tomar la única foto que existe, publicada luego en National Inquirer, en la que se puede ver un Elvis muy joven y delgado, y, cuando este “murió” pesaba más de 120 kilogramos. Reforzando la tesis de que tanto su padre como su representante evidentemente ocultaban algo, ambos se dedicaron a  telefonear a los presidentes de los clubes de fans para que no asistieran al velatorio de su artista preferido, lo cual resulta sumamente extraño porque lo tradicional en estos casos de fallecimientos de artistas es que sus seguidores y admiradores le acompañen para rendirle justo homenaje de admiración. Presley era karateca y tenía las manos callosas. En cambio, las manos del “muerto” eran perfectas  y sus cejas muy distintas.
Continuará…

4 comentarios:

  1. ELVIS PRESLEY esta muerto y digan lo que digan el esta muerto y ya nada va a cambiar.¡VIVA EL REY DEL ROCK! y yo digo que ELVIS PRESLEY esta muerto y a mi siempre me va a gustar su modo de cantar y siempre va a ser mi artista preferido y favorito y digan lo que digan siempre el va a ser el REY DEL ROCK y nada va a cambiar.I LOVE ELVIS PRESLEY.

    ResponderEliminar
  2. LAMENTABLEMENTE ELVIS ESTA MUERTO Y OJALA DESCANSE EN PAZ.EL HOMBRE QUE NOS INCENDIO LA VIDA DE ALEGRIA CON EL FUEGO CANDENTE DE SUS GRANDES EXITOS MUSICALES Y QUE NOS DIO LO MEJOR DE SI MISMO Y QUE DIVIDIO LA MUSICA EN ANTES DE Y DESPUES DE ELVIS.
    ELVIS AMIGO SIEMPRE TE RECORDAREMOS.
    elvisarequipa.com

    ResponderEliminar
  3. para mi elvis no esta muerto ya que vive en las mentes de quienes lo quieren recordar! :)

    ResponderEliminar
  4. Hay hombres que viven después de muertos y hay otros que mueren aún estando vivos. Sucede lo primero con aquellos que - como Elvis - tuvieron el supremo privilegio de nacer para convertirse en uno de los principales protagonistas de la historia de la humanidad. La historia tiene una deuda importante con este hombre que cambió para siempre el curso de la música. Elvis descansa en paz y que el señor te tenga en su reino.
    Arequipa - Perú

    ResponderEliminar