Los Kennedy ¿una familia embrujada?


La familia Kennedy, originaria de Nueva Inglaterra, con profundas raíces irlandesas, tiene un récord de desgracias, fatalidades, muertes y tragedias que difícilmente sea superado por otra familia en el mundo. Por tal razón, se cree que pende sobre sus miembros una misteriosa y enigmática maldición. Considerada como una familia real, la dinastía Kennedy se inició en 1914, gracias a la unión de Joseph Patrick Kennedy y Rose Elizabeth Fitzgerald. Joseph fue un empresario y banquero exitoso, y lider de la comunidad irlandesa estadounidense que llego a ser embajador ante el Reino Unido. En sus inicios se asientan en Brookline, Massachussets procreando nueve hijos, formando un influyente clan católico demócrata. La familia entra en política. Joseph apoya la candidatura presidencial de Franklin Delano Roosevelt en 1932, surgiendo así una estrecha relación con el Partido Demócrata. Este clan poderosamente rico, ha vivido años de poder, fama, glamour y esplendor, pero siempre acompañado por un sino trágico que le ha marcado a través del tiempo.






¿Cuándo y cómo comenzaron las desgracias y fatalidades?, ¿Cuándo se inició el eslabón inicial de una serie de extraños e insólitos sucesos, tan notables que se catalogó como una maldición? La tragedia aparece incluso antes que los Kennedy se convirtieran en Estados Unidos en una dinastía política. La primera fatalidad ocurre en 1941, cuando una de las hijas, Rosemary, comienza a sufrir cambios bruscos de humor, volviéndose agresiva, por cuyo motivo su padre (sin que lo supiera su esposa) la obliga a realizarse una delicada operación en el cerebro, tras efectuársele un diagnóstico incorrecto de retraso mental, siendo intervenida a través de una lobotomía (cirugía en los lóbulos frontales del cerebro) cuando tenía 23 años de edad, la cual mermó sus capacidades y la obligó a pasar el resto de su vida en una residencia para discapacitados, hasta su muerte ocurrida en 2005. Este caso fue considerado como uno de los eventos trágicos más extraños en la familia. La operación y el confinamiento de Rose les causó un gran impacto, afectando sobre todo a Jean Ann y a Eunice. “Esa fue nuestra primera gran tragedia”, diría mamá Rose en varias ocasiones. Desde entonces, las tragedias y los triunfos se entrelazaron en macabra sucesión. En 1944 muere el hermano mayor, Joseph Jr. a los 29 años de edad, piloto de la Marina, cuando su avión explotó sobre el Canal de la Mancha, mientras tomaba parte en una misión de bombardeo en la Segunda Guerra Mundial.





Cuatro años más tarde fallece otra hija, Kathleen, de 28 años de edad, en un accidente aéreo en Francia, cuyo esposo, el marqués de Hartington, había muerto en los combates en Normandía cuatro años antes. La lista de muertes trágicas entre los Kennedy se extiende durante más de setenta años, los cuales han dejado impactada a la opinión pública mundial. Del sino trágico curiosamente solo se libró Rose Fitzgerald, ya que, en diciembre de 1961, un derrame le dejó mudo y con el lado derecho de su cuerpo paralizado, y en 1969, cuando ya habían muerto cuatro de sus nueve hijos y su fortuna se estimaba en 500 millones de dólares, falleció de una apoplejía. Antes, sin embargo, había cumplido su gran meta. En enero de 1961, ver llegar a uno de sus hijosa la presidencia de la primera potencia del mundo. Rose falleció de muerte natural, en 1995, el mismo año en que Jacqueline Lee Bouvier de Kennedy (casada con John Fitzgerald el 12 de Septiembre de 1953), tiene su primer aborto natural y pierde su primer embarazo. Extrañamente, al año siguiente da a luz un bebé sin vida, que es enterrado en el cementerio de Arlington y en 1963, Jacqueline da a luz a Patrick, el segundo hijo de la pareja que muere dos días después de haber nacido (era un bebé prematuro de seis meses). El 22 de noviembre de 1963 es asesinado por un disparo de rifle en la cabeza John Fitzgerald Kennedy en Dallas, Texas, siendo en ese momento el trigésimo quinto Presidente de los Estados Unidos y apenas tenía 46 años de edad. Como puede observarse, Jackeline, integrada a la familia Kennedy, vivió muy de cerca el infortunio de las desgracias y fatalidades, al extremo que ella también murió de una enfermedad incurable. Luego del magnicidio, una serie de muertes trágicas, asesinatos políticos, accidentes y enfermedades siguen ocurriendo en el poderoso clan. Por solo mencionarlo como un ejemplo, El senador de Massachusetts Edward Kennedy, “Ted” se salvó de la muerte en por lo menos tres oportunidades. En 1964 se cayó el avión en el que viajaba, donde el piloto y uno de sus ayudantes perdieron la vida. A duras penas pudo salir de la aeronave y permaneció un largo tiempo hospitalizado debido a una grave lesión en la espalda, un pulmón perforado, varias costillas rotas y una profusa hemorragia interna, hasta que luego de transcurrir algún tiempo se restableció. En 1968, otro de los hermanos ligado a la política, Robert, "Bobby", quien había sido electo al Senado en 1964, es asesinado el 5 de Junio e el Hotel Ambassador en Los Angeles, California, a los 42 años de edad, minutos después de haber ganado las elecciones primarias presidenciales, muriendo al día siguiente. En 1969, Edward Kennedy, conducía su auto e inexplicablemente se desbarranca desde el puente y se estrella contra el mar, en la isla de Chappaquiddick, el 18 de julio, después de asistir a una fiesta sin la compañía de su esposa. Extrañamente, Kennedy no reporta el accidente a la policía hasta el día siguiente y en el carro sumergido aparece muerta su joven asistente Mary Jo Kopechne. Tras el serio accidente se desploman sus aspiraciones presidenciales puesto que se suscita un escándalo público a través de los medios de comunicación donde se llegó hasta a especular que su asistente era su amante. Antes ya su reputación había quedado dañada por un escándalo vinculado a acusaciones sobre una relación con una menor que cuidaba niños en su casa. En esa época Ted admitió tener problemas de alcoholismo. En 1973, Edward Kennedy Jr. a la edad de 12 años pierde su pierna derecha debido a un cáncer de hueso. Ese mismo año, Joseph Kennedy II, hijo de Robert, tiene un accidente automovilístico donde su novia, que viajaba con él, quedó paralítica para el resto de su vida. En 1984 muere, a los 28 años de edad, David Anthony Kennedy, uno de los hijos más jóvenes de Robert y Ethel, debido a una sobredosis de cocaína y Demerol, estando solo en una habitación de un hotel de Palm Beach, Florida. Vale señalar que en 1968, cuando David tenía apenas 13 años y se encontraba solo en su casa viendo la televisión, vio en directo cómo asesinaban de un balazo a su padre en Los Ángeles. En 1991, William Kennedy, hijo de Jean, hermana de Robert y John, fue objeto de un juicio por violación en Florida, del fue absuelto al término de un juicio ultra mediatizado, pero las graves acusaciones incomodaron seriamente al clan. El 19 de mayo de 1994 muere a consecuencia de un cáncer linfático Jacqueline Bouvier, quien desde que contrajo matrimonio con John F. Kennedy en 1953 sufrió varios trágicos sucesos (dos abortos, haber presenciado el asesinato de su esposo, hasta sufrir de linfoma maligno). En 1997, la tragedia toca a Michael Kennedy, de 39 años de edad, también hijo de Robert Kennedy, quien en medio de un escándalo mediático donde es acusado de violación, se mata en un accidente de esquí el 31 de diciembre en la localidad de Aspen, Colorado, mientras jugaba fútbol americano en la nieve con sus hermanos y primos. Una de las desapariciones más insólitas del clan Kennedy se produce el 16 de julio de 1999, cuando John F. Kennedy Jr, hijo del ex presidente, encuentra la muerte en el océano Atlántico, cuando la avioneta que pilotaba se precipita al mar cerca de Martha's Vineyard (Massachusetts), muriendo junto a él su esposa Carolyn y su cuñada Lauren. Las condiciones meteorológicas no eran las mejores cuando John emprendió el vuelo por la noche, confiando en su capacidad de guiarse por los instrumentos de navegación. El 17 de mayo de 2008 la fatalidad siguió persiguiendo a los Kennedy, en esta ocasión, a Edward Kennedy quien ingresó en un hospital de Massachusetts a causa de un tumor cerebral maligno. Días después fue operado y retornó a sus actividades como senador el 17 de noviembre de 2008. El 11 de agosto de 2009 fallece Eunice Mary Kennedy, la quinta de los hermanos, tras sufrir un derrame cerebral y varios infartos. El 26 de agosto de 2009 fallece a consecuencia de un tumor cerebral Edward Kennedy, Senador de los Estados Unidos. Las desgracias más notorias ocurridas a los Kennedy fueron los asesinatos aún no aclarados del presidente Kennedy y de su hermano Robert, candidato presidencial.





Ahora Jean es la única sobreviviente de los nueve hijos que tuvieron Joseph y Rose. La lista de tragedias de una de las familias más influyentes en la política norteamericana es impresionante, pareciera más que tratase de un destino fatal orientado hacia muertes abruptas o violentas. No hay que olvidar también que otra mujer que estuvo ligada sentimentalmente a John y Robert Kennedy murió en circunstancias misteriosas que aún no han sido esclarecidas. ¿A quién nos referimos?: a Marilyn Monroe, la diva del Hollywood de los años 60. Al pasar revista al clan Kennedy observamos que entre los que aún quedan vivos sólo se encuentra el rastro indeleble de la desdicha y la decadencia, muertes accidentales, incontables dramas familiares, excesos con el alcohol, sobredosis de drogas, abuso de menores, juicio por violación y hasta largos historiales en Alcohólicos Anónimos, los cuales, unidos al drama, los excesos y el infortunio de un destino trágico han ido diezmando la generación de esta familia de origen irlandés; por lo que pudiera decirse que si hay algo constante y reiterativo en ella es la muerte y las desgracias. Medios periodísticos internacionales señalan que un brujo irlandés maldijo al viejo Joseph Kennedy por un problema de faldas y honor. Al parecer, Joseph embarazó a una hija del hechicero y se negó a cumplir con la deshonrada niña. Como consecuencia, el diablesco personaje hizo caer sobre el patriarca y toda su familia esta maldición: ¡”Ninguno de tus descendientes varones pasará de los cincuenta años y los que así lo hicieran, serán testigos de la más horrenda cadena de sucesos trágicos en ellos y sus familias, al igual que tus descendientes hembras”!! Nueve hijos tuvieron Joseph y Rose. Y ellos, a su vez, treinta herederos que, según los hechos, continúan recibiendo los latigazos de esa terrible maldición. ¿Se trata realmente de una maldición o de fatales coincidencias? ¿O ciertamente se trata de un apellido maldito o una familia embrujada? En todo caso, ¿Quién de sus descendientes será la próxima víctima?

6 comentarios:

  1. Quiero felicitarlos por este estupendo blog dedicado a los fenómenos paranormales y demás hechos misteriosos. Con respecto a los Kennedy, he leido que Joseph Kennedy no fue muy bendito que digamos ya que incluso suiendo joven cometió una serie de tropelías lo cual no sería razón tampoco para que sus descendientes pagarán con muertes yd desgracias el mal que él haya podido hacer. En todo caso, los Kennedy represetan un enigma de este tiempo.

    ResponderEliminar
  2. Increible o no pero si existen, hay maldiciones generacionales, que solo por medio de Nuestro Señor Jesús se pueden romper. Aunque ud no lo crea.

    ResponderEliminar
  3. me inpresiono demasiado y creo que es verdad

    ResponderEliminar
  4. porque alguien no maldice a peña nieto se lo merese por asesino

    ResponderEliminar
  5. Según tengo entendido el patriarca amasó su fortuna a través de la venta de licor. (5)...el que es dado al vino es traicionero, hombre soberbio,que no permanecerá; ensanchó como el Seol su alma, y es como la muerte, que no se saciará;...(9)!Ay del que codicia injusta ganancia para su casa,...(15)Ay del que da de beber a su prójimo...!Habacuc 2:9,15
    Pero Dios habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos. Hechos 17:30 ...Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena blog Encerio muy completa

    ResponderEliminar